Glosario
SPL

Normalmente las especificaciones del máximo nivel de presión de sonido (SPL, por sus siglas en inglés) son bastante sencillas, ya que se expresan en forma de número. Esto no significa nada a menos que las condiciones de medición sean conocidas: el rango o gama de frecuencias, la señal de prueba, el tipo de medición, la distancia del micrófono a la bocina, la duración de la señal, la localización de la bocina, etc. Como ejemplo, he aquí la especificación para el O 410:

El máximo nivel de presión de sonido a mitad de espacio con una TDH de 3% a 1 m promediado entre 100 Hz y 6 kHz = 120.0 dB.

Al cambiar cualquiera de las condiciones se obtendrá un valor diferente. Para medir el máximo SPL se reproduce una onda sinusoidal en la bocina, se incrementa hasta que la distorsión alcance cierto valor, digamos 1% o 3%, y se anota el SPL. Al recorrer la frecuencia de la onda sinusoidal podemos trazar un gráfico y calcular el promedio. También se puede usar una señal de banda ancha, por ejemplo un ruido rosa, un ruido con ponderación IEC o un "material auditivo" (¡lo que sea que esto signifique!).

Al igual que en la mayor parte de las cuestiones relacionadas con la acústica, el máximo SPL varía en función de la frecuencia. Frecuencias más bajas son más difíciles de reproducir a altos niveles, ya que el desplazamiento de las bocinas debe ser alto (cuatro veces el desplazamiento requerido cada vez que la frecuencia se reduce a la mitad). Esto se ve como una caída en el máximo SPL con una frecuencia reducida.



Distorsión armónica del O 410 a 95 dB SPL
(rojo: 2da armónica, verde: 3ra armónica)

La pérdida de capacidad a bajas frecuencias puede arreglarse añadiendo un subwoofer al sistema: 



Máximo SPL del KH 870 a 1 m  
(rojo: THD de 3%, azul: THD de 1%)


Máximo SPL del O 410 con KH 870
a 1 m (rojo: THD de 3%,
azul: THD de 1%)
  

Recuerde que estas mediciones son para un subwoofer localizado a mitad de espacio. Normalmente los subwoofers se localizan a un cuarto de espacio, por lo que la parte del subwoofer en las curvas (abajo alrededor de 100 Hz) sería 6dB más alto.

La adición de un subwoofer también trae consigo la disminución del punto de corte de baja frecuencia del sistema, una reducción de las distorsiones armónicas y por intermodulación (incluso en el rango medio) y cambios en la demora de grupo.
Asimismo, al añadir un subwoofer a una bocina más pequeña mejora el máximo SPL de forma espectacular..



Máximo SPL del O 300 a 1 m
(rojo: THD de 3%, azul: THD de 1%)


Máximo SPL del O 300 con KH 810
a 1 m (rojo: THD de 3%,
azul: THD de 1%)